Skip to content

Cinturones de Cuero

Los cinturones son prendas anchas fabricadas con un material flexible y resistente que se utiliza alrededor de la cadera o la cintura para sujetar el pantalón o una falda o contrastar su diseño. Los cinturones de cuero son una prenda clásica muy funcional y duradera.

Cinturones de Cuero Hombre

Cinturones de cuero mujer

 

¿Por qué comprar cinturones de cuero?

Comprar cinturones de cuero es necesario porque son una prenda útil, resistente y que realza la elegancia del atuendo que deseemos llevar. El cuero del cinturón es un material clásico que combina con cualquier atuendo u outfit que deseemos llevar, el color negro es un color elegante, mientras que el marrón es un tono mucho más fresco.

Hoy en día los cinturones de cuero para mujeres lucen adornos que los hacen ver mucho más femeninos. Un cinturón de piel es una prenda que no debe faltar en el armario de un hombre, al menos dos colores son necesarios: negro y marrón. Si deseas adquirir el cinturón adecuado debes tomar en cuenta los siguientes consejos: Selecciona uno de la talla correcta, el cinturón debe dar la vuelta a tu cadera y dejar una porción para ser sujeta con la siguiente hebilla. Esta porción debe ser mas larga si tu cinturón es de los modelos que cuelgan.

Para atuendos sobrios selecciona cinturones con hebillas que no se encuentren decoradas en exceso. Un cinturón debe combinar con el color de tus zapatos o tu bolso. Un cinturón de cuero ancho le queda a todos, mientras que uno de cuero fino le queda a las mujeres más delgadas. Los accesorios deben combinar con el color de tus accesorios más llamativos.

Las camisas de modelo campesino o a cuadros van muy bien con cinturones anchos. Al momento de utilizar cinturones de cuero debes tener en cuenta que si eres baja debes llevarlos un poco más alto para alargar tus piernas y que si necesitas abrirle un nuevo agujero puedes llevarlo con un zapatero.

 

¿Que Cinturones de cuero comprar? – Guía para elegir el mejor

Llevar bien un cinturón de cuero es una de las pruebas de fuego para saber si un hombre tiene o no estilo. Es muy simple, si se hace y lleva bien, confirma que eres una persona que se sabe vestir. Cualquier error indicaría que aún no sabemos vestir con clase. Afortunadamente no es difícil conocer las bases para llevar uno con gusto. El resto ya es una cuestión personal para expresar nuestra personalidad.

Los cinturones de vestir deben tener unos cuantos centímetros de cuero a la izquierda de la hebilla (una vez fijada ésta). Suficientemente grande como para meter en primer lugar el lazo de la cinta por la hebilla. Es tanto malo que se quede corto como excesivamente grande, que parezca que tengamos que darle una segunda vuelta al cinturón. Los cinturones de piel de diario se pueden permitir esta licencia, sin embargo, un extremo del cinturón demasiado largo da siempre mala impresión.

En las tiendas especializadas en cinturones de cuero echos a mano y artesanales, miden el tamaño de este junto con la talla del pantalón. Elija la talla del cinturón dos o tres tallas mayores que el del pantalón. Para cinturones de piel casuales, será suficiente con ponerse el cinturón rodeando la cintura, sabiendo que después quedará unos centímetros más estrecho.

Cuanto más grande sea la hebilla serán menos formales. Los cinturones de cuero de vestir suelen tener hebillas muy pequeñas y planas, también el propio cinturón suele ser más estrecho. Las formas de hebillas redondeadas también están dentro de el estilo “casual“, mientras que en los cinturones de vestir las hebillas serán cuadradas y con un acabado en color dorado o plateado. Si vamos a combinarlo con los complementos del traje (como por ejemplo los gemelos), debemos preocuparnos de que pertenezcan a la misma tonalidad de colores.

A la hora de elegir un cinturón casual, la hebilla practicamente puede tener cualquier forma o tamaño que nos guste, esto está a nuestra elección. Tiene más importancia el conjunto en sí, según nuestro estilo informal, pegaría más un tipo de hebilla otro. Hay tantas combinaciones que seguro que damos con la nuestra. Los colores más clásicos entre los cinturones de cuero son el marrón y el negro.

La idea es combinar estos colores con los zapatos. Si elegimos un cinturón de cuero negro, calcemonos con unos zapatos negros. Si usamos cinturones con hebillas brillantes, los zapatos con un acabado mate serían su pareja. Si usamos unos zapatos casuales, entonces no tiene demasiada importancia el color del cinturón.

Los patrones de animales (como los de estilo de piel de serpiente) quedarían demasiados ostentosos para un entorno de negocios, dejándolos para cuando vistamos de forma sport o casual, ya que llaman muchísimo la atención y la vista se va directamente al cinturón, no pasan desapercibidos.
Aunque los cinturones de cuero parezcan muy parecidos, en realidad, entre unos y otros varían mucho de precio.

Esto se debe a la calidad del cuero que se use. Por ejemplo cinturones de piel de becerro son los más comunes y económicos, estos tienen un cuero suave y flexible. Un truco para conocer su calidad es marcar ligeramente con la uña la parte posterior del cinturón. Si aparece una línea tenue, el cuero es nuevo, suave y fresco, si se resiste a ser marcado (no deja huella) entonces se trata de un cuero viejo. Es una prueba de fuego para saber si ese cinturón de cuero nos durará pocos años o para casi toda la vida.

 

Ademas de Cinturones de Cuero en nuestra tienda también puedes comprar:

 

Cinturones de Cuero
5 (100%) 1 vote