Skip to content

Botas de Cuero

Como todos los productos de cuero, las botas de cuero tuvieron su origen en la prehistoria, seguir la historia de la evolución de este elemento de vestir cuenta mucho sobre la evolución del hombre y la historia. La primera referencia que se tiene de la bota es del año 15000 antes de Cristo y eran empleadas tanto por hombre como mujeres para fines laborales y como adornos. Con el paso del tiempo las botas empezaron a fabricarse sólo para los hombres y para las mujeres quedó el calzado más delicado, el cual, era inadecuado para desplazarse grandes distancias dejándolas relegadas a sus hogares, para las mujeres de la clase alta sólo quedaban las botas de cuero para montar.

Botas de cuero para hombre

ver mas productos

 

Botas de cuero para mujer

ver mas productos

 

¿Por qué comprar botas de cuero?

El cuero es un material aislante que permite mantener los pies cálidos en invierno y frescos en verano debido a sus propiedades. El cuero permite que los pies respiren, previniendo el desarrollo de bacterias, hongos y mal olor. Las botas de cuero para hombres son adecuadas para proteger el pie y los tobillos de movimientos bruscos, del ambiente y del suelo. Son adecuadas para explorar en la naturaleza y son muy duraderas y fáciles de limpiar.

Las botas de cuero en las mujeres admiten muchos usos, se pueden adquirir femeninas adecuadas para la exploración, son similares a las masculinas aunque más finas y con algunos adornos como hebillas extras o grabados. Otros tipos de botas de piel para mujeres son aquellas que cuentan con tacones, esto las hace adecuadas para seducir, es decir, puedes llevarlas a una cena con tu pareja o como complemento de un traje para satisfacer alguna fantasía. También son utilizadas en el mundo ecuestre, por lo que si planeas empezar a practicar equitación o pasear a caballo, debes comprar botas de cuero, aportan agarre y te harán lucir como un verdadero profesional de los caballos.

Que tipo de Botas de Piel Adquirir

Entre los diferentes calzados que podemos elegir este invierno, destacan sobre todo las botas de cuero, tanto para hombre como para mujer. Son botas resistentes, cómodas y nos abrigarán en los días mas fríos de el año. Es la elegancia y a la vez la rebeldía personificada en un calzado. Unas largas botas de piel hasta la rodilla pueden llegar a ser una de las prendas más atractivas que se pueden usar en invierno. Si bien este tipo de calzados son atemporales y se pueden usar durante todo el año salvo el trimestre más caluroso.

Para ellas pueden emplearse tanto de día como de noche, jugando siempre con el color y el tamaño de el tacón, podremos tener una amplia variedad de botas y salir casi sin repetirlas. Según la ocasión, las botas de cuero se pueden llevar por dentro de el pantalón -para ocasiones más formales- por encima de este para lugares más desenfadados, o con una minifalda para fiestas y salidas nocturnas.

Son muy duraderas, podremos adquirir un par de ellas cada año e ir multiplicando el fondo de armario por temporada. Teniendo unos pequeños cuidados, como recomendamos en un artículo anterior,  resistirán el duro invierno como nuevas. Ellos suelen usar más este calzado que ellas y, prácticamente en temporadas de tiempo frío, suele ser su calzado el 80% del tiempo.

Ellos no se suelen complicar mucho en la estética de la bota, mientras más simple sea mejor, y con colores pocos llamativos. Concretamente, para esta época fría, los colores apagados son los ideales. Siempre se puede optar las clásicas botas de cuero negras, si bien, tenemos un amplio abanico de tonalidades marrones y amarillas (que nos recuerdan al calzado de otro tipo de piel conocido popularmente como “pisamierdas”).

Pasaremos muchas horas con estas botas puestas, aparte de el diseño y el color, debemos pensar, por encima de todo en nuestra comodidad. No estamos eligiendo unos zapatos para una boda, sino un calzado de piel que llevaremos mucho tiempo. A la hora de comprar tienen que sobrar un dedo a lo largo, en la puntera y también deben quedar estrechas por los tobillos.

Al probarlas notaremos su incomodidad en el tobillo, y quizás los primeros días nos duela andar con nuestras nuevas botas de cuero, sin embargo es necesario que sea así, ya que por la naturaleza de este material, se ira dilatando hasta quedar justo a la presión de nuestros tobillos, sujetándonos bien el pie pero sin que nos lo dañen.

Ademas de Botas de Cuero en nuestra tienda también puedes comprar:

 

Botas de Cuero
5 (100%) 1 vote